Skarrow

jueves, 15 de abril de 2010

PhotobucketPhotobucket

Nombre: Skarrow
Edad: Desconocida
Molde: Soom Bygg
Fecha de llegada: 13/11/09
Maquillaje: Por mí
Ojos: Captured in Glass
Peluca: Anji's Wigs Designs
Le gusta: Las antiguas civilizaciones, las praderas o circuítos de correr, los dulces y mirar las estrellas con Seid apoyada en su hombro.
No le gusta: Los humanos, son los culpables de la extinción de su raza. Tampoco le gustan los mercenarios ni la gente sin honor, y desde luego, odia que no le tomen en serio por ser pequeño o un ser extraño.
Aficiones: Le encanta correr por la hierba, bajo la lluvia, de noche, con frío o calor. También quiere controlar la magia que tanto le cuesta, y se divierte haciendo fractales para Seid, que queda impresionada con los colores de la luz.
Carácter: Serio, responsable, quiere demostrar que tiene madera de jefe, como su padre, y se preocupa mucho por Seid, procurando que esté bien en todo momento, pues lo que hacen los líderes. Es muy diplomático, pero también muy cabezota y algo infantil.
Historia: Skarrow era el hijo del jefe del último clan de los Unicornios Grises, especie al borde de la extinción por poseer la magia más poderosa. En plena huída de una emboscada, y desobedeciendo a su padre, Skarrow abrió un portal dimensional para poder escapar, pero al ser algo inexperto no pudo controlar el lugar de destino. Apareció en una pradera cerca de una ciudad, y asustado, se dejó encandilar por una niña que dijo querer ser su amiga. Aunque al principio el miedo le hacía recelar, pronto vio que sus intenciones no eran malas, y confió plenamente en ella, hasta el punto de dejar la seguridad de la naturaleza y acompañarla a su casa, en la ciudad.
Allí descubrió con horror que el motivo por el que le había llevado al laboratorio que tenía en el sótano era para utilizar su poder de unicornio gris en el uso de magia prohibida, y aquello acabaría con su vida. Sin poder escapar, cerró los ojos a punto de recibir el rayo mortal.
Sin embargo, en lugar de morir, su cuerpo comenzó a cambiar: los cascos delanteros se convirtieron en manos con cinco dedos, mientras sus patas traseras alteraron su postura para poder caminar erguido, y lo peor de todo: su cabeza se volvió humana, a pesar de conservar el cuerno.
La niña que le había traicionado le agarró y le obligó a correr para ponerse a salvo, mientras él aún aprendía a lidiar con su nuevo cuerpo, pues no sabía andar a dos patas. Él la odiaba, no quería ni verla, pero pronto comprendió que ella no había tenido nada que ver en el engaño, que ella era tan víctima como él pues de verdad le consideraba un amigo.
Con el ánimo renovado, Skarrow y su nueva amiga se pusieron en marcha en busca de su familiala y de la magia ancentral que devolvería al unicornio su original forma equina.

1 comentarios:

Sayu dijo...

I love Skarrow >/////< (ya verás cuando lo vea Dublin).
Por cierto, ¿te puedes creer q ahora me fijo en la ropa tan chula que lleva en las dos entradas? Me encanta!!

Publicar un comentario en la entrada